domingo , enero 26 2020
Home / Destacados / CAUCE adhiere al pedido de que la Iniciativa de Bonos Climáticos (CBI) no promueva la industria hidroeléctrica

CAUCE adhiere al pedido de que la Iniciativa de Bonos Climáticos (CBI) no promueva la industria hidroeléctrica

En el marco del intento de lavado verde de la energía hidroeléctrica que está realizando la Climate Bonds Initiative/Iniciativa de Bonos Climáticos (CBI), 276 organizaciones de la sociedad civil de todo el mundo presentamos una declaración pidiendo que no se certifiquen proyectos hidroeléctricos destructivos como amigables con el clima. Desde Fundación CAUCE afirmamos que es vital que se proteja el recurso de agua dulce, la libre circulación de los ríos y que no se contribuya a la crisis climática en afán de los intereses de esta industria.

Según explica el documento, la CBI se ha alineado con la Asociación Internacional de la Hidroelectricidad (IHA), un organismo industrial creado para promover los intereses e imagen de las compañías hidroeléctricas, impulsando el uso de la herramienta de evaluación ambiental, social y de gobernanza de la IHA como su principal fuente de evaluación y verificación, en lugar de los estándares y mecanismos internacionales establecidos para evaluar los costos y beneficios de la energía hidroeléctrica.

«Esto equivaldría a poco más que un ejercicio de marcar casillas por asesores acreditados por la propia IHA, un evidente conflicto de interés que carece de una supervisión significativa, lo que hace burla de las normas y convenciones internacionales diseñadas para proteger los ríos y los derechos de las comunidades. Esto también estaría en desacuerdo con los enfoques positivos adoptados dentro del estándar CBI existente para la infraestructura del agua», señala la declaración.

Fragmento del documento

«Además del daño profundo a la hidrosfera, una parte importante del sistema climático global, los embalses hidroeléctricos emiten cantidades significativas de gases de efecto invernadero, especialmente en los trópicos. Los embalses de las represas emiten metano, un gas de efecto invernadero particularmente potente, y contribuyen significativamente a la crisis climática. Sin embargo, los criterios propuestos por CBI establecen una barra tan baja que incluso las represas de alta emisión calificarían para la certificación de CBI. Este problema se agrava con la propuesta de CBI de utilizar la herramienta de cálculo de emisiones no transparente de la IHA, que subestima sistemáticamente las emisiones de gases de efecto invernadero de las represas. Las emisiones de metano de las represas son más altas en los primeros años de operación, por lo que incentivar la energía hidroeléctrica contribuiría a un aumento en las emisiones en el momento preciso en que el mundo está tratando de reducir las emisiones de GEI para detener los peores impactos del cambio climático.

La financiación climática tiene el potencial de desempeñar un papel fundamental para garantizar resultados positivos para los ríos. Esto podría incluir: proteger los recursos amenazados de agua dulce; restaurar flujos que faciliten la reconexión de ecosistemas fragmentados; asegurar flujos culturales y ambientales determinados en consulta con los pueblos afectados; y promover los esfuerzos de restauración de ríos como el desmantelamiento de represas obsoletas. Esto es de suma importancia porque mantener los recursos de agua dulce es vital en una era de cambio climático. El CBI ya ha emitido un estándar separado para la infraestructura del agua, constituyéndose en un paso importante para ayudar a promover soluciones basadas en la naturaleza para abordar el cambio climático.

Los criterios de energía hidroeléctrica de CBI, por otro lado, representarían un paso atrás, al aprobar las prácticas energéticas habituales que amenazan aún más a nuestros ríos. Si se aprueban, exacerbarían las amenazas globales a la biodiversidad de agua dulce, socavarían los valores culturales y los derechos humanos de las comunidades afectadas y no se lograría avanzar para abordar la crisis climática. Al mismo tiempo, dañaría la reputación de la Iniciativa de Bonos Climáticos y contribuiría a desacreditar los mecanismos de financiación de bonos verdes en general. Por lo tanto, hacemos un llamamiento a la CBI, su junta y los organismos asesores para que abandonen su búsqueda de un estándar de energía hidroeléctrica que atienda a la industria hidroeléctrica en lugar de proporcionar soluciones significativas para abordar la crisis climática».

Desde CAUCE, Cultura Ambiental – Causa Ecologista, sostenemos que estos intentos por sostener modelos energéticos que impactan en la vida de las comunidades que viven de los ríos, en las especies que lo habitan y en los ecosistemas son una oportunidad para que toda la sociedad en su conjunto esté alerta y demande un verdadero compromiso, tanto de las organizaciones internacionales como de los gobiernos, con la protección del agua y la implementación de políticas ancladas en la ética de la sustentabilidad.

Documento completo

10/12/19

Check Also

Delta del Paraná: presentación de una nota a las autoridades de ambiente para la reactivación del PIECAS

Organizaciones pertenecientes a dos programas regionales -el Programa Humedales Sin Fronteras y el Programa Corredor …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *