Connect with us

Delta

A la hora del sol más amarillo

En la primavera de este año cinco artistas nos reunimos alrededor de algunas preguntas que Fundación CAUCE nos propuso pensar. ¿Qué contempla el concepto corredor biocultural? ¿Qué es territorio? ¿Cómo construímos, desde lenguajes artísticos, respuestas posibles?
A raíz de esas inquietudes conformamos Madriguera, ensayo comunitario de escritura. Una experiencia en la que 4 escritoras y una artista visual nos propondríamos habitar y construir pertenencia en territorios específicos para nombrarlos desde la construcción de nuestra obra.

Entre los recorridos que pudimos compartir se encuentra la caminata por los senderos del humedal a la que invitan los Cuidadores de la Casa Común de Paraná. Acompañadas por un grupo de vecinos de la zona oeste de la ciudad, entre quienes se encuentran referentes de las luchas ambientales como Cosita Romero, pudimos reconocer el vínculo entre paisaje y habitantes en un contexto de suma gravedad: la bajante histórica del Paraná.

*Por Rocío Lanfranco

Llegamos a Bajada Grande al final de una siesta de sábado, en el lugar ya hay un pequeño grupo de personas que, como nosotras, hará el camino de los senderos. Cosita nos explica que los grupos suelen ser más numerosos pero que por la lluvia del fin de semana anterior se suspendió una salida y se tarda en recuperar la cantidad de asistentes cuando se corta el boca a boca.

Apenas nos alejamos de la costa y entramos al barrio una aparición fantástica nos da la bienvenida: el Angelito Negro, un viejo citróen pintado de verde con lunares rojos, llena el silencio lanzando por su altoparlante ofertas de tortas fritas y la clásica versión de Oh, Carol de Paul Anka. Enseguida hacemos la primera parada frente a un remolque de ganado, los cuidadores nos explican las consecuencias de la producción agropecuaria en las islas, los intereses implicados y la necesidad de poner en debate la propiedad y el cuidado del territorio al que estamos entrando.

Al humedal propiamente dicho se entra por una casa, es la casa del ladrillero, segunda parada del recorrido. Dicen los cuidadores que cuando vienen los gurises de las escuelas es el ladrillero mismo el que les explica cómo la tierra se vuelve ladrillo para hacer casas, pero que es duro el trabajo más que todo en invierno y que mejor estudien.

Lo que sigue son senderos repletos de vegetación autóctona, hay un perfume verde y naranja aun en estos días secos y resquebrajados. Caminamos por las calles que trazó la Coceramic en la época en que iban y venían los camiones, andamos un rato largo oyendo las virtudes de las plantas para curar desde empachos comunes a enfermedades gravísimas. Más o menos a la hora de andar se aparece la Laguna Grande, a la que no han bautizado en vano. Un ojo de agua inmenso se ensancha, muestra en la costa de enfrente el patio de Anacleto Medina, del barrio San Martín, deja ver el Volcadero. Entre los juntos hay garzas y tortugas. Dice Cosita que los que bajan con lanchas y 4x4s sacan lo que se les antoja haya o no veda, dejan la vera de la laguna llena de escamas. Pasando la laguna sigue el monte, nos cruzamos con un gurí que lleva un perro y una escopeta. Mara dice que entramos en un cuento de Quiroga y tiene razón, se aprietan el aromo y el mburucuyá, tapan el cielo encima nuestro.

Vamos pegando la vuelta, volvemos bordeando el río por una cuadra larga en la que una casita al lado de la otra se amontonan. Salvo algunas, la mayoría no parecen casas de vivir, parecen casitas para pasar la noche y prender el fuego. Son caprichosas en sus colores y formas. No preguntamos pero nos damos cuenta de que deben ser de los pescadores. Al final de la cuadra está el altar del gauchito, todas frenamos un rato ahí.

Los últimos metros los hacemos en la arena, el río golpea mansito, no hay viento casi. Va a atardecer, llegamos justo.

Los poemas de en la hora del sol más amarillo son nacidos de esa tarde.

 

Madriguera

Madriguera en el festival Alma Delta

Obras de Valentina Bolcatto:

 

📄La edad de los peces – Rocío Fernández Doval
📄Entorno – Laura Sánchez Olivera

Fotografías: Ana Lucía Vergara

3/12/21

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Fundación CAUCE: Cultura Ambiental - Causa Ecologista | Monte Caseros 562 | Paraná, Entre Ríos, Argentina |